viernes, 21 de abril de 2017

Órdago legal del Barça al TAD para que Neymar juegue

Barcelona, AS
El club entiende que hay una contradicción normativa sin precedentes y que la sanción no es ejecutable hasta que no se resuelva la vía administrativa.
Los servicios legales del Barcelona no se dan por vencidos y consideran que Neymar puede jugar el Clásico del domingo en el Santiago Bernabéu aduciendo una cautelar a su sanción de tres partidos tras la doble amarilla en Málaga (que comportaba un partido de sanción) más dos más por “desprecio” al cuarto árbitro cuando se iba al vestuario al aplaudirle. Todo este lío se explica en virtud de una arriesgada y novedosa gestión de los tiempos en el recurso después que Apelación rechazara el recurso del club barcelonista en primera instancia.




El club azulgrana, según el Tribunal Administrativo del Deporte, no presentó por la mañana el correspondiente recurso pidiendo la cautelar para el brasileño cuando sus miembros lo esperaban por las noticias leídas en la prensa en las últimas horas. Sin embargo, el Barça anunció dos horas antes de esta precipitada postura del TAD que ya había recurrido, con la tranquilidad de que aún tiene de plazo hasta mañana sábado por la tarde para enviar y presentar su recurso (48 horas después de que Apelación rechazara sus alegaciones).

Fuentes del club blaugrana confirmaron que el recurso se envió a primera hora de la tarde dentro del plazo previsto por la ley amparándose en una contradicción normativa entre lo que dice el Código Disciplinario de la Federación y lo que dice el artículo 90 de la ley 39/2015, que es de rango superior y que debería ser tomada en consideración.

Antes de presentar este recurso a última hora, los abogados del club catalán solicitaron una consulta a los servicios jurídicos de la Federación Española, puesto que el caso de Neymar puede sentar un precedente en cuanto a la aplicación de la ley.

Según el código federativo, las sanciones son de ejecución inmediata, mientras que la ley dispone que las sanciones no son ejecutables hasta que no se resuelva la vía administrativa. Ante esta novedad normativa, sobre la que no hay precedentes, la Federación no ha podido trasladar una respuesta al Barça, que con estos argumentos ha presentado su recurso ante el TAD.

Es decir que o bien el TAD se reúne de urgencia antes del partido y dictamina un fallo o bien el Barcelona se considerará en el pleno derecho de convocar y alinear a Neymar el domingo.

Desde el TAD dan a entender que no piensan reunirse de nuevo, lo que podría provocar una guerra jurídica que, en el caso de que Neymar jugara, la alineación del Barcelona pudiera ser denunciada por el rival al estilo Cheryshev. Un nuevo lío que añade más pimienta a un partido que ya empieza a jugarse en los despachos.
Publicar un comentario