martes, 18 de abril de 2017

Oposición turca pedirá la anulación del referéndum: la UE quiere investigación

Turquía, AFP
El principal partido de oposición en Turquía presentará este martes una petición de anulación del referéndum sobre la ampliación de los poderes del presidente Recep Tayyip Erdogan, a quien la UE pidió que ordene una “investigación transparente”.
A diferencia del presidente estadounidense Donald Trump, quien felicitó a Erdogan por su “victoria” en conversación telefónica el lunes por la noche, Bruselas exhortó a Turquía a proceder a una “investigación transparente sobre las presuntas irregularidades” cometidas en este referéndum constitucional, con cuyo resultado aumentan las prerrogativas del jefe de Estado.



El campo del sí ganó por poco en la consulta del domingo, con 51,4% de los votos, según un recuento no oficial de la prensa, pero dos importantes partidos de oposición denunciaron masivos fraudes, mientras observadores extranjeros expresaron reservas sobre el proceso electoral.

El principal partido de oposición del país, el socialdemócrata CHP, anunció que presentará formalmente este martes ante el Alto Consejo Electoral (YSK) un recurso para pedir oficialmente la anulación de la consulta.

Poco después del anuncio del CHP, el primer ministro turco, Binali Yildirim, rechazó estas críticas “vanas” y declaró que “todo el mundo, empezando por el principal partido de oposición, debe respetar (…) la palabra de la nación”.

“La voluntad de la nación se [expresó] libremente en las urnas, el asunto está zanjado”, añadió.

La revisión constitucional aceptada por referéndum supone el mayor cambio del sistema de gobierno en Turquía desde la fundación de la República por Mustafá Kemal en 1923.

Pero la oposición a Erdongan denunció “manipulaciones” durante la votación y criticó la decisión del YSK de considerar válidos los votos que no llevaban el sello oficial de las autoridades electorales. La oposición vio en ello una maniobra para posibilitar los fraudes.

La UE pide “moderación”
El YSK “cambió las reglas en medio del proceso (…) Eso es algo que no puede perdonarse”, condenó el jefe del CHP, Kemal Kiliçdaroglu, en entrevista publicada este martes por el diario Hürriyet.

Por otra parte, una misión conjunta de observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Europa consideró el lunes que la campaña se llevó a cabo en condiciones no equitativas, y que la votación no estuvo “a la altura de los criterios” europeos.

“Pedimos (…) a las autoridades que abran una investigación transparente sobre las presuntas irregularidades constatadas por los observadores” internacionales, declaró este martes el portavoz de la Comisión europea, Margaritis Schinas, quien llamó a la “moderación”.

Las críticas desde el extranjero molestaron a Erdogan, que contestó de inmediato pidiendo a los observadores europeos “mantenerse en su lugar”.

“No vemos y no tenemos en cuenta cualquier informe que ustedes puedan preparar”, agregó.

Erdogan reiteró además que promulgaría el restablecimiento de la pena de muerte si el parlamento vota en este sentido, y se declaró dispuesto a convocar otro referéndum sobre este tema.

Ello acabaría con el proceso de adhesión de Turquía a la UE, que de hecho ya está en el limbo desde hace varios años.
Publicar un comentario