miércoles, 19 de abril de 2017

Mbappé se exhibe de nuevo y lidera a un Mónaco que asusta

Hace 13 años que los franceses no alcanzaban las semifinales de la Champions. Fue en 2004 cuando cayeron en la final ante el Oporto de Mourinho.

Stephan Damian-Tissot
As
Vencedor en Dortmund en la ida (3-2), el Monaco tenía un pie y tres dedos en las semifinales de la Champions antes de jugar la vuelta en casa. Y los hombres de Jardim terminaron el trabajo, ganando sin muchos apuros (3-1). Si las horas previas estuvieron marcadas por la seguridad después del ataque contra el bus del Dortmund hace una semana, el fútbol tomo las riendas cuando el balón ruedo.


Sin Fabinho ni Sidibé, el conjunto del Principado empezó a toda velocidad con su duo de delanteros Falcao-Mbappé. El internacional francés no tardó en mostrarse decisivo, recuperando en el área un buen chut de Mendy, que Bürki despejo en sus pies, para concluir con la derecha (1-0, min.3). Catorce minutos mas tarde fue el colombiano el que marcó. A la conclusión de un gran movimiento colectivo, el exjugador del Atletico mandó de cabeza el balón al fundo de las redes, aprovechando un centro perfecto de Lemar (2-0, min.17).

Si el Monaco desarrollaba un gran fútbol, los alemanes no parecían cómodos. Con Durm, titular en lugar de Dembélé para frenar a Mendy, el Dortmund se mostró demasiado fallón en los pases. Sin embargo, en un tiro libre casi perfecto Sahin estuvo cerca de recortar distancia, pero su chut se estrelló en el palo izquierdo de un Subasic superado (min.14).

En el minuto 27, consciente de las dificultades de su equipo y de su equivocación inicial, Tuchel reacciono y dio entrada a Dembélé. El francés dio enseguida velocidad a los suyos y justo después del descanso, sus regates permitieron a Reus marcar sin control en el corazón del área y dar vida al Borussia (2-1, min.48). Un poco más en dificultad después de ese tanto encajado, el Monaco actuaba en contra en esta segunda parte y pudo sentenciar la eliminatoria gracias a Falcao pero el delantero envío su vaselina alta (min.65). Finalmente, fue Germain, entrado en juego 23 segundos antes, quien logró ese gol de la tranquilidad aprovechando un nuevo regalo de Lemar para batir a Bürki tirando entre sus piernas (3-1, min.82). Gracias a este triunfo, el Monaco volverá a disputar las semifinales por primera vez desde 2003 y lo hace por la puerta grande.
Publicar un comentario