jueves, 20 de abril de 2017

Los latinoamericanos fueron protagonistas en la Champions


Madrid, AS
Concluyeron los cuartos de final de la Champions League con Atlético de Madrid, Real Madrid, Juventus de Turín y Mónaco como equipos clasificados para las semifinales.
Marcelo Vieira. El lateral brasileño fue el mejor de la victoria en el Real Madrid. Incansable en la banda izquierda y sumándose una y otra vez al ataque blanco, fue un dolor de cabeza para los de Ancelotti. Dejó una jugada para el recuerdo en el tercer gol de Cristiano Ronaldo, que solo tuvo que empujarla tras ver como Marcelo se marchó de medio equipo.




Arturo Vidal. Protagonista para mal. Vio la primera amarilla muy pronto y acabó siendo expulsado al borde del minuto 90 (aunque no se merecía esa amarilla) cuando el árbitro ya le había perdonado la segunda tarjeta con anterioridad. Dejó al Bayern con diez en una prórroga en el Bernabéu, demasiada losa para el conjunto bávaro.

José María Giménez. Fue la novedad en el once del Cholo Simeone, que decidió colocar al uruguayo en el centro del campo…y lo bordó. Cortando ataques del Leicester una y otra vez, barrió todos los balones que se acercaban al área rojiblanca, robando varios balones tanto a Mahrez como a Vardy, los hombres más peligrosos de los ‘foxes’.

Radamel Falcao. Espectacular forma de levantarse de un jugador que muchos daban por muerto. Sigue con su particular forma de callar bocas e hizo el segundo tanto del Mónaco en el triunfo ante el Borussia de Dortmund con un cabezazo perfecto, anticipándose al defensa, marca de la casa.

Juventus. Si bien es cierto que jugadores como Dybala no tuvieron su día en el Camp Nou, el sacrificio de jugadores como Alex Sandro, Dani Alves, Juan Cuadrado o el propio Gonzalo Higuaín es digno de admiración. Corrieron y pelearon los 90 minutos para obtener un valioso botín en forma de clasificación a las semifinales contra el Barcelona.

MSN. No fue el partido perfecto de los tres blaugranas de arriba. Leo Messi no se escondió y lo intentó una y otra vez, pero sin premio. Neymar también probó suerte pero, con el paso de los minutos, acabó siendo secado por un gran Dani Alves. Luis Suárez luchó contra la defensa italiana los 90 minutos, algo digno de admiración, pero muy poco más
Publicar un comentario