martes, 29 de noviembre de 2016

Vuelo CP2933: la paternidad de Tiaguinho, los que se libraron...

Javier de Paz
As
Además de los dos tripulantes y el periodista, apenas tres jugadores del Chapecoense han sobrevivido al fatídico accidente que se ha producido cerca de Medellín. El guardameta Follman y los defensas Neto y Alan Ruschel salvaron la vida en una tragedia que se ha cobrado 75 víctimas mortales.


Sin embargo, muchos son los nombres propios que, por uno u otro motivo, son protagonistas en esta infausta situación del vuelo CP 2933. Uno de ellos es Marcelo Boeck, guardameta de 32 años cedido por el Sporting de Portugal, que pidió permiso al club para no asistir a la final siendo teóricamente el tercer portero del equipo. Así lo afirmó su agente: “Le dieron permiso y por eso no viajó. Ha sido un alivio muy grande en un momento de profunda tristeza por la tragedia que ha sucedido y que ha golpeado todo el mundo del fútbol”, explicaba.

Otro caso ha sido el de Alejandro Martinuccio, único jugador no brasileño del equipo. El argentino de 28 años y ex del Villarreal no viajó hasta Colombia ya que estaba lesionado y los médicos del club aconsejaron que se quedara en Brasil guardando reposo para su mejor recuperación.

Pero Boech y Martinuccio no fueron los únicos jugadores que salvaron su vida por no tomar ese avión. Nivaldo, Hyoran, Rafa Lima, Nenén, Demerson, Andrei y Moisés fueron el resto de jugadores que no viajaron con la expedición y acudieron a la ciudad deportiva del Chapecoense por la mañana.

Por su parte, el vicepresidente del club brasileño, Ivan Tozzo, tampoco subió al avión pese a que así estaba previsto hasta el último momento. "Es costumbre viajar con los deportistas para darles apoyo. Yo estaba en la lista para ir con ellos, pero a la última hora desistí. Hemos sido muy pocos los que nos quedamos. La mayoría de nuestra comisión estaba allá. Es una tristeza muy grande saber que todos nuestros jugadores, nuestros compañeros, estaban en el vuelo", dijo en FOX Sports.

También el hijo del entrenador, Caio Junior, salvó la vida al no subir al avión. Matheus Saroli explicó en su perfil de redes sociales que fue hasta Sao Paulo para viajar con el equipo pero no pudo embarcar al habérsele olvidado el pasaporte.

Pero no todos tuvieron tanta fortuna. Una de los peores ejemplos es el de Tiaguinho. El joven jugador (tan solo 20 años) recibió la noticia por parte de su esposa de que iba a ser padre pocas horas antes de que cogiera el avión con dirección a Medellín.

Otro de los jugadores que desgraciadamente se ha convertido en protagonista negativo ha sido Cléber Santana. El capitán del Chapecoense y ex jugador del Atlético de Madrid y Mallorca publicó una foto en Instagram ya subido al avión junto al mensaje “En cuantas vidas viva, en todas te amaré”.

Uno de los periodistas que fallecieron es Mario Sergio, ex jugador internacional brasileño que ganó la Copa Libertadores con el Gremio en 1983 y era comentarista de FOX Sports.

La hermana de Alan Ruschel, Allisen, también ha acaparado parte de la atención mediática al expresar su alegría tras conocer que su hermano era uno de los supervivientes del vuelo. Escribió en su Twitter “Gracias Señor”, “Dios es grande y te hace fuerte. Te amo hermano. Usted es un guerrero”, “Para aquellos que tienen pensamiento fuerte, lo imposible es sólo una cuestión de opinión. Gran fe en Dios”.
Publicar un comentario en la entrada