jueves, 17 de noviembre de 2016

Vecinos insisten en bloqueos a pesar de intervención policial

Sacaba, Los Tiempos
Desde tempranas horas de la mañana vecinos del Distrito 2 de Sacaba bloquearon la carretera que conecta a Cochabamba con el departamento de Santa Cruz y sectores aledaños, por la falta de agua en la zona. Al momento la avenida Villazón continúa en conflicto; mientras los efectivos policiales intentan mantener las vías expeditas, los pobladores afirman que insistirán en la medida.
"Estamos manteniendo expeditas las vías, se dialogó primero con ellos pero posteriormente continuaron con la acción de bloquear por eso se tuvo que proceder al uso de agentes químicos, vamos a desbloquear la zona", explicó el director de la Fuerza de Lucha Cintra el Crimen, Gualberto Díaz.



Em contacto con Los Tiempos el dirigente de regantes y vecinos, Aurelio Zambrana, afirmó que a pesar de las gasificaciones los vecinos no se replegarán y mantendrán la medida durante todo el día. Los efectivos policiales intervinieron el bloqueo en varias oprtunidades hasta el mediodía, Díaz afirmó que no hubo ningún poblador agredido.

Los vecinos exigen la apertura de las válvulas de la laguna La Merced, para la dotación de agua a los pobladores de Arocagua, Quintanilla y Pucara . Zambrana, explicó que la zona obtiene agua de las represas de Chunkara y Wara Wara, por un convenio, sin embargo el principal afluente, en época de estiaje es la laguna Merced que comprende 14 hectáreas, ahora cerrada por los comunarios de Quelamayu.

"Nos han cortado los candados, los comunarios no quieren soltar el agua y este año con la escasez nos hemos visto más afectados. Durante un año y medio hemos estado en negociaciones pero no tenemos solución", señaló Zambrana.

La laguna dota de agua a cuatro cooperativas y 48 OTB´s. Celso Lazarte, vecino de Quintanilla explicó que actualmente recibe agua una vez por semana durante dos horas. En Arocagua, Isabel García, vecina recibe agua una vez al día por menos de una hora. "No tenemos ni para lavar la ropa, ahora nos han cortado porque dice que no hay, los vecinos de abajo tienen que comprar cisternas", explicó García.

Los vecinos afirman que no se niegan a negociar con los comunarios de Quelamayu, pero afirman que radicalizarán sus medidas si no son escuchados.
Publicar un comentario en la entrada