domingo, 27 de noviembre de 2016

Una protesta en un campo de refugiados en Bulgaria dejó un saldo de 26 heridos y 300 detenidos

Los incidentes se produjeron en Harmanli, donde un grupo de personas intentó salir del campamento a pesar de la prohibición que imperaba debido a una epidemia de sarna. Aumentan las tensiones en Bulgaria y Grecia, puertas de entrada a Europa

Infobae
Varios incidentes ocurrido el jueves en un campo de refugiados en Bulgaria dejaron 26 heridos y 300 detenidos, tras una jornada tensa que comenzó con protestas, después de que las autoridades cerraran el campo para impedir la propagación de una epidemia de sarna.


"La revuelta fue sofocada", declaró el primer ministro Boiko Borissov a la radio pública BNR, tras una vista al centro de Harmanli en la noche del jueves al viernes. "Cerca de 300 migrantes, entre ellos seis considerados como peligrosos para la seguridad nacional, fueron detenidos", precisó.

El jueves, la policía utilizó balas de caucho y un cañón hidrante para dispersar a los migrantes, que lanzaban piedras a los agentes en su intento por salir del campamento, al cual están confinados desde hace tres días.

Las autoridades afirman que la prohibición de salir está justificada para detener un principio de epidemia de sarna, pero los exámenes médicos comenzarán recién el lunes.

Durante el día la tensión en el campamento, donde están albergados cerca de 3.000 migrantes aumentó, después de que varios de ellos intentaran salir del lugar.

Estos incidentes se producen en un contexto de creciente tensión en Bulgaria y en Grecia ,puertas de entrada del flujo migratorio que busca llegar al oeste de Europa.
Publicar un comentario en la entrada