sábado, 26 de noviembre de 2016

Siete exjugadores denuncian haber sufrido abuso sexual

En la BBC. Jason Dunford, primero por la izquierda, y Chris Unsworth, cuarto, hablaron en el programa ‘Victoria Derbyshire Show’.

E.F.-Abascal
Londres, As
Inglaterra se encuentra en estado de alarma ante el último y quizá mayor escándalo que ha sacudido nunca al fútbol de las islas. Hasta siete antiguos jugadores han salido en los últimos días a la palestra para denunciar que sufrieron abusos sexuales por parte de distintos entrenadores durante sus inicios en diferentes academias de fútbol.


Jason Dunford y Chris Unsworth se sumaron ayer a esa lista negra tras revelar en la BBC la pesadilla que vivieron de niños en el Crewe Alexandra por culpa de Barry Bennell, entrenador y ojeador del club con vínculos cercanos al Stoke y al Manchester City.

Unsworth, de 44 años, canterano del Manchester City y del Crewe Alexandra, fue explícito en un acoso que empezó cuando sólo tenía nueve años. “Fui violado entre 50 y 100 veces. Sabía que estaba mal pero pasé por ello. Mis padres han fallecido y me duele no habérselo contado. Aunque no sé si hubiera sido bueno porque, quizá, se hubieran echado la culpa”, dijo Dunford, que acabó dejando el fútbol a los 16 años para convertirse en golfista profesional.

Dunford fue otra de las víctimas de Bennell, que a sus 62 años ha tomado el nombre de Brad Jones. El antiguo empleado del Crewe Alexandra se describió así mismo en un juicio como un “monstruo” y en 1998 ya fue sentenciado a siete años de cárcel al ser declarado culpable tras admitir 23 cargos por abusos sexuales a chicos de entre 9 y 15 años. Ahora está libre pero en 2015 fue condenado a otros dos años de cárcel por abusar de un niño de 12 años en Macclesfield.

“Recuerdo un día en el que Be- nnell empezó a tocarme y le dije que no lo hiciera. Después de eso comenzó a atormentarme, diciendo que jugaría cada domingo y luego dejándome en el banquillo sin jugar, “añadió un Dunford que también dejó el fútbol antes de llegar a la élite por culpa del acoso vivido tanto por Bennell como por otro técnico aún sin identificar.

El asunto se ha convertido en cuestión de estado en Inglaterra. La FA y la Policía ya han iniciado una investigación y se espera que pongan en marcha un programa para evitar que situaciones similares se repitan en la actualidad. Mientras tanto, se ha habilitado una línea para que otros exjugadores sigan los pasos de Dunford y Unsworth y se espera que la cifra de víctimas ascienda de manera notable en los próximos días.
Stewart cifra el número de víctimas en más de cien

Andy Woodward, exjugador del Bury y Sheffield United, es el héroe detras del escándalo. Él fue el primero que el 16 de noviembre se atrevió a relatar a The Guardian su experiencia tras ser otra de las víctimas de Bennell en el Crewe Alexandra. Además, su caso es especialmente dramático porque el acosador se convirtió en su cuñado tras casarse con su hermana (se separó a los cuatro años). Steve Walters y David White, exjugador del City e internacional inglés, siguieron sus pasos en los siguientes días para contar los acosos de Bennell. Además, Paul Stewart, ex de Tottenham, City y Liverpool, relató en Mirror que él también fue acosado por otro entrenador durante más de cuatro años y predice que “la lista de víctimas podría superar el centenar”. No obstante, otro futbolista sin identificar también reveló en The Guardian que él fue también acosado por George Ormond, un éxtécnico del Newcastle que en 2002 ya fue encarcelado
Publicar un comentario en la entrada