miércoles, 30 de noviembre de 2016

Samuel: El único contacto que Linera tuvo con la economía fue cuando asaltó la remesa de la UMSS

Las declaraciones fueron realizadas hoy antes del inicio de la audiencia cautelar por el caso FOCAS en Sucre.

Juan Carlos Véliz M. / La Paz
El empresario y líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, recordó el pasado del Vicepresidente. El único contacto que tuvo Álvaro García Linera con la economía fue cuando asaltó una remesa de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) en 1991, dijo.


Las declaraciones fueron realizadas hoy antes del inicio de la audiencia cautelar por el caso FOCAS en Sucre, en el que Doria Medina es el principal acusado.

"El Vicepresidente anda obsesionado y ya lo hemos dicho claramente: él nunca ha pagado impuestos, nunca ha realizado ninguna inversión y no ha dado ningún trabajo; su único contacto con la economía ha sido cuando asaltó la remesa de la Universidad Mayor de San Simón en Cochabamba. Qué explique eso antes el Vicepresidente antes de meterse conmigo", afirmó.

García Linera, diapositivas en mano, denunció en pasadas semanas que el empresario evadió impuestos cuando vendió sus acciones de la cementera Soboce a la mexicana Chihuahua mediante la empresa Akapana.

Doria Medina rechazó las acusaciones del Vicepresidente, quien, como otras autoridades del Ejecutivo, no ahorró calificativos para tildarlo de ladrón.

Hoy afronta por tercera vez una audiencia cautelar que se suspendió en dos ocasiones por el caso FOCAS, un proyecto que hace 20 años funcionaba con recursos de donación y que transfirió a la ONG Funda-Pro $us 19 millones como parte de un requisito para la condonación de la deuda contraída con EEUU.

Doria Medina es acusado de daño económico al Estado y otros delitos porque entonces era ministro de Planeamiento.

El político lamentó que el Gobierno y Órgano Judicial estén concentrados en su juicio cuando existen temas urgentes como la crisis económica y del agua.

El robo a la UMSS

El 4 de octubre de 1991, un grupo de hombres armados asaltó a los empleados de la UMSS cuando se disponían a descargar los maletines de dinero recién retirado del banco y destinado al pago de salarios del personal. El robo fue de 1.629.913,16 bolivianos (441.719 dólares, al tipo de cambio de esa fecha).

Las investigaciones policiales establecieron que los autores del asalto armado fueron los hermanos Raúl y Álvaro García Linera, la esposa del primero, Silvia Alarcón, "Javier”, "Flaco”, "Ramiro”, entre otros, y que parte del dinero iba ser empleado en la compra de armas, que fracasó cuando transaban la operación con un antiguo militante del Partido Comunista de Bolivia en inmediaciones del estadio Hernando Siles de La Paz y que derivó en la detención de Raúl García Linera y su esposa.

El asalto a las arcas de la UMSS obligó a las autoridades universitarias a tramitar de urgencia un presupuesto adicional para el pago de salarios de docentes y administrativos.

El Ministerio de Finanzas, con la autorización de la Cámara de Diputados, tuvo que abonar un "anticipo” del presupuesto de la UMSS de la siguiente gestión por 1.629.000 bolivianos para no dejar sin salarios al personal de esa universidad, y porque consideraba que los autores del robo debían devolver dicha cantidad de dinero.

Del total del dinero universitario, según la Policía Nacional, se logró encontrar en manos de los hermanos García Linera y de otros militantes del EGTK la suma de 154 mil dólares, los cuales fueron depositados en custodia del Consejo de la Judicatura como "cuerpo del delito”, según una nota del diario La Prensa de 2005.
Publicar un comentario en la entrada