jueves, 17 de noviembre de 2016

Romero dice que la nueva Ley del Indulto tendrá ‘muchos candados’

La autoridad indicó que a nivel de la población boliviana, la institución que menos credibilidad tiene, es el sistema de justicia.

Erbol
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció que la nueva Ley del Indulto que se analiza en el Órgano Ejecutivo, tendrá "muchos candados” para evitar que gente peligrosa salga de la cárcel para cometer otros crímenes, que afectan a la seguridad ciudadana.


Admitió que la última medida del indulto "tenía normas muy ambiguas” generando los actuales problemas de reincidencia de delitos. Aseguró que el nuevo indulto está tomando todas las previsiones y poniendo muchos candados para que no se filtren peligrosos delincuentes”.

Dijo que hay preocupación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) por la liberación de algunas personas y otras que en la etapa preparatoria, se acogieron a salidas alternativas como el procedimiento abreviado, medidas sustitutivas e indultos.

Romero sostuvo que el Consejo de la Magistratura debe actuar en base a la información que será enviada por el Ministerio de Gobierno, porque esa es la entidad para fiscalizar el trabajo de los jueces y si no lo hace, deben asumir las comisiones legislativas en su rol de fiscalización.

En su criterio, cuando una autoridad recibe una solicitud de procedimiento abreviado, tiene que actuar bajo conceptos de la "sana crítica” y poner en la balanza los elementos para ver si corresponde o no otorgar ese beneficio.

Sostuvo que la gente está absolutamente decepcionada de los jueces, de los tribunales y del sistema de justicia, porque en muchos casos aparecieron redes de extorsión y por más reformas que se aplican, la situación no va a mejorar, sino se desestructuran los sistemas de poder en torno a los consorcios jurídicos.

La autoridad indicó que a nivel de la población boliviana, la institución que menos credibilidad tiene, es el sistema de justicia y realmente urge medidas estructurales de transformación que hasta hora fueron absolutamente débiles.

Admitió que la Cumbre de Justicia de Sucre planteó lineamientos generales sobre las reformas judiciales pero el ritmo de implementación no responde y no cubre las expectativas de la gente.
Publicar un comentario en la entrada