viernes, 18 de noviembre de 2016

Ribéry promete controlarse en el partido contra el Dortmund

Múnich, AS
El centrocampista francés del Bayern estuvo al borde de la expulsión en los dos últimos clásicos del fútbol alemán.
Franck Ribéry llama a la calma antes del Clásico del fútbol alemán, que enfrenta mañana sábado (18:30, Movistar Fútbol) a Dortmund y Bayern Múnich. El francés ha protagonizado varias broncas con jugadores del Borussia en pasados enfrentamientos y promete que mañana será diferente.
"Un partido contra el Dortmund siempre está repleto de emoción. Pero no es un problema. Sé que tengo que controlarme en algunos momentos", dice Ribéry en declaraciones que recoge el diario muniqués TZ.



Ribery estuvo a punto de ser expulsado en los últimos dos enfrentamientos ante el equipo renano. En mayo en la final de la Copa alemana tuvo un encontronazo con Gonzalo Castro y ya esta temporada, en agosto, pegó un codazo a Passlack.

"Es un partido importante y el ambiente es caliente. Los aficionados quieren vernos a nuestro mejor nivel, pero tenemos que intentar no dejarnos llevar", advierte Ribéry, que en 17 partidos jugados contra el Dortmund ha visto tres cartulinas amarillas.
Publicar un comentario en la entrada