jueves, 24 de noviembre de 2016

PAUL STEWART: "Habría más de 100 víctimas de abusos en el fútbol inglés"

EFE
El exfutbolista internacional inglés Paul Stewart, que reconoció haber sufrido abusos sexuales en el inicio de su carrera, ha asegurado este jueves que el número de víctimas de abusos en el fútbol inglés "puede superar fácilmente el centenar".


Stewart, de 52 años, antiguo jugador de Tottenham Hotspur, Manchester City y Liverpool, entre otros, es el cuarto exfutbolista que ha confesado haber sido abusado de joven por su entrenador.

Según relató Stewart en una entrevista con el diario Daily Mirror, los abusos, sufridos cuando tenía entre 11 y 15 años, eran casi diarios y siempre bajo la amenaza de matar a algún familiar si comentaba a alguien los hechos.

"Un día íbamos en coche y empezó a tocarme. Me llevé un susto de muerte, no sabía qué hacer. Pensé en decirle a mis padres que no le volvieran a dejar entrar en casa, pero sólo tenía 11 años", dijo el exjugador.

"A partir de ese momento los abusos eran prácticamente constantes. Me dijo que mataría a mi padre, a mi madre y a mis dos hermanos si les decía algo. El problema mental me llevó a otros problemas con la bebida y las drogas cuando dejé el fútbol", contó.

"Me consta que otros compañeros de equipo sufrieron la misma situación porque lo hemos comentado con los años, cuando ya éramos todos adultos", destacó.

Además del caso de Stewart, en los días previos habían salido a la luz en Inglaterra los casos de otros tres exfutbolistas del país: Andy Woodward, Steve Walters y David White.

Woodward fue el primero en reconocerlo, en una entrevista en el diario The Guardian. Cuando tenía 11 años y jugaba en el equipo de su barrio, el entrenador y ojeador Barry Bennell le invitó a entrenar con el Manchester City, y de ahí pasó al juvenil del Crewe Alexandra.

"Sólo quería jugar al fútbol (...) y vi el Crewe como el inicio de un sueño. Pero también era de naturaleza suave y eran los chicos débiles y suaves los que Bennell buscaba", relató. "Le gustaban los chicos de pelo oscuro. Yo era un niño, creía que me ayudaría al empezar en el fútbol", añadió.

Tras Woodward, fue Walters el que contó una experiencia similar: "Después de leer el artículo de Andy, siento que me quito un gran peso de encima. Espero que ayude a más gente a hacerlo".

"A medida que avanzaba mi carrera, tuve que actuar como si nada hubiera pasado. La primera vez que intentó algo recuerdo que me puse un poco agresivo con él. Era una habitación oscura y yo estaba en la cama de arriba de una litera cuando entró. Le dije que se fuera y después de eso no pasó nada durante los siguientes meses", comentó Walters, el jugador más joven en debutar en el Crewe, con 16 años y 119 días.

"Cuando la policía vino a verme, nunca dije nada, Vinieron un par de veces pero siempre lo negaba todo, no podría haber seguido jugando al fútbol de haberlo admitido", aseguró.

Después de Woodward y Walters, el antiguo internacional David White, exjugador del City, reconoció que fue abusado por un técnico al que "idolatraba".

"Por una serie de razones, y durante casi dos décadas, quise guardar ese secreto. Fui abusado por mi entrenador de fútbol Barry Bennell entre la década de los 70 y comienzos de los 80, cuando jugaba en el Whitehill FC, un equipo de Mánchester", subrayó. Este jueves, en una entrevista con la cadena BBC, Paul Stewart aseguró que el número de víctimas de abusos sexuales en el balompié británico puede "superar fácilmente el centenar".

El exjugador inglés, quien fue acosado durante cuatro años, dijo que el escándalo podría ser similar al de Jimmy Savile, el fallecido presentador de la BBC de quien se descubrió que abusó de más de 200 niños y adultos durante más de medio siglo.

"Creo que será parecido, desde luego. De hecho, lo garantizaría si las víctimas dan un paso al frente y lo reconocen", aseveró. "No ha sido fácil para mí, pero sentí que era algo necesario para que otra gente pudiera también dar el paso", relató.

La Federación Inglesa (FA, por sus siglas en inglés) negó este jueves no haber prestado ayuda a las presuntas víctimas de abusos e insiste en que la organización hará todo lo posible para apoyar una investigación criminal.

"Las víctimas han denunciado lo que les pasó. En cuanto lo supimos nos pusimos a trabajar sobre ello y ahora hemos abierto una línea de ayuda", indicó Greg Clarke, presidente de la FA, quien se reunió este jueves en el estadio londinense de Wembley con Stewart.
Publicar un comentario en la entrada