jueves, 24 de noviembre de 2016

Mr. Black Friday ya no hace cola gratis en Estados Unidos

El evento por excelencia del derroche consumista pierde fuelle entre los estadounidenses ante el empuje del comercio electrónico

Sandro Pozzi
Nueva York, El País
Jarvis Johnson lleva dos semanas haciendo cola. Cada año, desde hace diez, monta su tenderete, con microondas incluido, a la puerta de una tienda de electrónica en Arizona. “Los pájaros más madrugadores se comen la mayor lombriz”, dice el hombre, conocido como Mr. Black Friday. Pero esta vez su plan para cazar la mejor ganga en el inicio de la temporada de compras navideñas está patrocinado.


Best Buy le dedicó incluso un vídeo de promoción que colgó en Facebook, por si alguien se anima a sumarse a la fila en otras partes del país. Y es que el evento por excelencia del derroche consumista pierde fuelle en Estados Unidos, porque es mucho más cómodo comprar sin moverse de casa a golpe de click. Las encuestas, además, revelan que el 35% de los estadounidenses detesta el Viernes Negro.

La National Retail Federation estima que hay 137,4 millones de personas dispuestas a comprar algo en el puente de Acción de Gracias. La cifra incluye tanto ventas en las tiendas físicas, como en la que hace cola Johnson, y portales de comercio electrónico. La cadena Macy´s suele ser la que ofrece los mejores descuentos, según los analistas de WalletHub, junto a JC Penney, Kohl´s y Sears.

El Viernes Negro, como aseguran desde la NRF, sigue siendo uno de los días de compras más concurridos del año. Pero las promociones comenzaron hace tiempo y se prolongarán hasta la Navidad. La mitad de los estadounidenses se muestra indiferente, lo que deja a Mr. Black Friday confinado al grupo del 15% que está dispuesto a salir de compras sin haber terminado de digerir todavía el pavo.

Y aunque hay multitud de centros que abrirán sus puertas la misma noche del día de Acción de Gracias, son cada vez más las cadenas que se toman las cosas con más calma y dejarán que sus empleados celebren el día en familia, para abrir al día siguiente. Es el caso de Marshalls, Nordstrom, Costco, Lowe´s o Barnes & Noble, que darán el pistoletazo de salida a la temporada bien temprano por la mañana.
Cada vez más 'online'

Morgan Stanley anticipa que la temporada de compras navideñas este año será más bien “decente”. Estima un incremento del 1% en el tráfico el Viernes Negro y del 8% en el Cyber Monday. Calcula que el 48% de los consumidores hará parte de las compras por Internet. De hecho, prácticamente no hay cadenas que estén abriendo locales físicos, porque la tendencia es concentrarse en el comercio electrónico.

Los analistas de Raymond James anticipan por eso que Amazon tendrá un cuarto trimestre muy sólido. Walmart está en la misma batalla. Además de ofrecer los envíos gratis a domicilio, adelanta tres días las ofertas del Cyber Monday, a la media noche del viernes. La mayor cadena de hipermercados del país llama directamente al evento “Cyber Week”, porque los descuentos durarán toda la semana.
MÁS INFORMACIÓN

No todos se apuntan al Black Friday: las tiendas que pasan de las ofertas
‘Black Friday’ 2016: Todo lo que debes saber y no te puedes perder
Lo mejor del Black Friday 2016. ¿Qué ofertas y descuentos vas a encontrar?
Consejos para sacar el máximo partido al ‘Black Friday’

Walmart va a triplicar los productos que ofrece online, hasta los 23 millones y muchos de ellos no estarán disponibles en sus tiendas. Para Amazon, con una oferta 15 veces mayor, el reto será tener la logística a punto para atender la demanda. Apple también hará ofertas directamente el viernes y el lunes para tratar de revertir la moderación de las ventas que sufrió durante los últimos tres trimestres.

La NFR calcula que el sector del comercio elevará un 3,6% las ventas entre noviembre y diciembre, hasta los 655.800 millones de dólares (620.400 millones de euros). Es una ligera mejora respecto a 2015. Pero si hasta el fabricante del iPhone busca un buen cierre de ejercicio, para Abercrombie & Fitch, GameStop y Toys R Us es una necesidad, porque la tercera parte de sus ventas dependen del impulso de las fiestas.

El Viernes Negro, como señalan los expertos, es el mejor termómetro para medir el estado del consumo. No es solo que la lenta recuperación económica y la irrupción de Internet estén trastocando la manera de hacer negocio. Las nuevas generaciones, explican, tienen unos intereses diferentes porque buscan más una experiencia al gastar, del tipo un bono para un masaje, que comprar una televisión o una pulsera.

La NFR calcula que los estadounidenses van a gastarse 140 dólares de media esta temporada. Es un 4% más que hace un año, aunque es similar a la que se vio en 2012. Los consumidores, además, gastan cada vez menos en regalos para sus familiares. Las encuestas revelan que el 60% aprovecha los descuentos para hacerse con algún artículo que necesitan, frente al 50% hace una década.

Estos factores, junto a la ansiedad que generó el enfrentamiento político durante la campaña electoral, pone en una posición vulnerable a los negocios especializados en la categoría de regalos. Y ese frenesí por atraer tráfico hacia la tiendas provoca que se reduzcan más los precios y eso merma el margen de beneficio. Como señala Moody´s, las cosas están cada vez más difíciles en el sector.

Jack Kleinhenz, economista jefe de la NRF, trata de ser optimista. Explica que hay más gente con empleo que hace un año y que los salarios empiezan a crecer tras años de estancamiento. También hace mención al incremento en el valor de la vivienda. Pero admite que la situación está lejos de ser perfecta y asegura que estos números reflejan el clima que domina en la economía de EE UU.
Publicar un comentario en la entrada