jueves, 24 de noviembre de 2016

Messi se pone a 100 presumiendo de puntería


Barcelona, AS
Messi es el primer jugador en la historia en llegar a 100 goles en partidos internacionales con un club. El crack del Barça lleva nueve dianas en diez tiros a puerta esta Champions.

Volvió Messi y con él, el Barça, lo que supone, a efectos prácticos, tener un billete en primera rumbo a los octavos de Champions. Los de Luis Enrique pasaron como primeros de grupo gracias, en esencia, a dos chispazos del 10, dos tantos con los que elevó a 100 sus goles en partidos internacionales, algo que nadie ha conseguido nunca con un único club. 92 fueron en Champions, tres en Supercopa de Europa y cinco en el Mundial de Clubes, todo ello en 119 participaciones. Algo ha llovido desde su primera celebración, allá por noviembre de 2005, ante el Panathinaikos en el Camp Nou.


Más de 12 años después, no deja de asombrar la facilidad con la que Messi va batiendo récords, algunos de ellos en los que apenas habían reparado los más pulcros estadistas. Lo suyo es como esos vídeos de animales en actitudes tiernas y adorables de las redes sociales: no hay día que no aparezca uno nuevo, cuando no dos, y no por ello sorprenden menos. Lo último del rosarino llegó en Glasgow, con la mística del único You'll Never Walk Alone capaz de rivalizar con el de Anfield como hilo musical: hizo dos goles, los que acabaron presidiendo el marcador al final, y se convirtió en el primer jugador en anotar una centena de tantos con un solo equipo en partidos internacionales. Su afortunado mecenas, el Barça, lo celebró asegurándose los octavos.

Leo Messi, haciendo el 0-1 en Celtic Park en partido del grupo C de la Champions League entre Celtic y Barcelona.Ampliar
PAUL ELLIS (AFP)
El argentino lo consiguió, además, mientras lucía puntería, algo de lo que puede presumir mucho en lo que va de curso europeo: de diez veces que ha chutado a puerta en esta Champions, nueve acabaron dentro. Es decir: al portero rival, teniéndole en frente y con intenciones de gol, poco más le queda que desear fuerte que la bola no vaya entre los tres palos; lo de que le salga una mano, pierna, pie o culo salvador parece, hoy por hoy, mucho menos probable.

Coronando una asistencia de genio de Neymar y convirtiendo un penalti a Suárez, Messi también se apuntó el gol 400 en partidos oficiales desde que Luis Enrique entrena al Barcelona, dejándose de paso un nuevo reto planteado: con nueve dianas, tiene a tiro, a falta de la última jornada, el de momento mejor registro anotador en la fase de grupo de la Champions, propiedad de Cristiano, que alcanzó los 11 en la edición 2015/2016.
Publicar un comentario en la entrada