sábado, 26 de noviembre de 2016

Las claves que maneja el Barça para la renovación de Messi

As
Messi aún no ha renovado con el Barcelona, la que sería la octava en el club blaugrana. El silencio del astro argentino (ayer jueves no quiso hablar del tema en un acto publicitario) y los rumores de que el City, el United o el PSG estarían dispuestos tirar la casa por la ventana siguen alimentando su continuidad o no en el Barcelona. Messi cumple contrato en junio de 2018.


A pesar de ello, todo está preparado en la planta noble del Camp Nou para cuando se sienten a negociar Bartomeu y el padre del jugador, Jorge Messi. Desde la Junta directiva del Barcelona tienen presupuestada la renovación del jugador. Todo está estudiado y es viable según expertos en la materia. Messi cobra ahora 29 millones de euros netos por temporada (24 hasta hace poco y los cinco extras son de un reajuste).
Variables que maneja el Barça en la renovación de Messi

Paso al frente

De manera pública o privada, desde la Junta lo tiene claro. Ellos lo pondrán todo y se dejarán lo que no tienen, pero en caso de que no aceptase el jugador, debería ser el futbolista el que tendría que salir públicamente a expresar su deseo de abandonar el Camp Nou.

Tras el Clásico
La idea de Jorge Messi, padre del jugador, es la de venir a Barcelona para ver el partido del día 3 de diciembre ante el Madridn el el Camp Nou. Será a partir de ese momento cuando la especulación vaya en aumento. Nadie hasta ahora descolgó un teléfono, pero todos esperan una llamada.

La idea del Barcelona

El club le mejorará el contrato a Messi por octava vez desde junio de 2005 (la última rúbrica data de febrero de 2013) y la del futbolista de sentirse protegido en todos los sentidos por parte de la entidad. En el Barça instan a “no tener prisa, que es mala consejera”, según dicen. Y los Messi, prisas, ninguna. Saben que cuanto más se acerquen a la negociación definitiva al final del contrato, mucho mejor. “La presión para el club será mucho mayor”, alegan.

Problemas con Hacienda

Eso le tiene amargado. Tanto que el pasado mes de julio, cuando renunció a jugar más con la selección argentina (al tiempo rectificó), meditó también abandonar el Barça. Fue alguien muy cercano a él y que tiene acceso al vestuario el que le quitó esa idea de la cabeza. Acortó sus vacaciones una semana y comenzó a jugar al fútbol, lo que más le gusta. Mientras, espera a ver cómo acaba evolucionando la causa que Hacienda tiene contra él. Todo está ahora parado, con un recurso presentado, pero sin la sentencia que él quiere.

Neymar y Suárez

Neymar anda aburrido con Hacienda y con DIS, la empresa que poseía el 40% de sus derechos cuando era jugador del Santos y que ahora dice haber sido estafado. El brasileño, inseparable de Lionel Messi, amplió si contrato hasta 2021. Por el mismo camino va Luis Suárez, que en pocos días debe hacer oficial su continuidad en el equipo. Con ellos firmados, la sensación es que todo puede ir cuesta abajo, pero…

Messi es sin duda el futbolista preferido de la afición culé y de los muchísimos culés que cada partido llenan las gradas del Camp Nou. Lo que hace Lionel es aplaudido, corra o no sobre el césped. Nadie entendería un Barça sin Messi o a Messi en otro equipo.

Sus grandes pretendientes

Guardiola en el Manchester City o Mourinho en el United lo desean con locura, por mucho que digan públicamente que les encantaría que acabara su carrera en el Barcelona. Lo mismo piensan los propietarios del Paris Saint Germain. Fichar a Messi, por muchos millones que tengan, es una operación que podría rondar los 500 millones de euros contando los premios para el futbolista.
Publicar un comentario en la entrada