martes, 29 de noviembre de 2016

Íker Casillas y Sara Carbonero, los otros protagonistas de la cena de los Reyes en Oporto

Madrid, AS
El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, ofreció anoche una cena de gala a los Reyes en el Palacio de los Duques de Braganza, en la localidad medieval de Guimaraes, a la que asistieron unos 150 invitados. Entre ellos, se encontraban las máximas autoridades portuguesas, buena parte del Gobierno, destacados empresarios y representantes de la sociedad civil.



Durante la cena de gala, Don Felipe lució sobre su frac la condecoración que su anfitrión le acababa de otorgar: el Collar y la Cruz de la Orden de la Torre y la Espada, instaurada por Alfonso V de Portugal en 1459, con el lema «valor y lealtad». Don Felipe también lució la banda y la placa de Carlos III y la venera del Toisón de Oro. La Reina, que escogió un elegante vestido entallado de encaje negro con transparencias en el escote, diseño de Carolina Herrera, y se recogió el pelo en un moño, sin tiara alguna, también se puso la banda de la condecoración que le había otorgado el presidente de Portugal: la Cruz de la Orden de Cristo, una orden heredera del Temple.

Los fados de Carminho
A la cena asistió el actual Duque de Braganza, Don Duarte, jefe de la Casa Real de Portugal y descendiente de los antiguos propietarios del Palacio donde se celebró la cena. Entre los invitados españoles se encontraban el futbolista Íker Casillas y su esposa, la periodista Sara Carbonero, que acudió con un vestido largo blanco y negro de la diseñadora Vicky Martín Berrocal, según comentó ella misma a su llegada al Palacio. Carbonero no pudo reprimir su deseo de hacer fotos durante la espectacular cena que se sirvió en el palacio medieval.

El banquete estuvo amenizado por la cantante de fados Carminho, a la que admira Doña Letizia desde que la descubrió hace ya varios años. De hecho, cuando aún era Princesa de Asturias acudió a escucharla una noche que actuó en el Teatro Circo Price de Madrid.

También asistieron a la cena los demás integrantes de la delegación que acompaña a los Reyes y que está integrada por el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, que realiza su primera visita de Estado; el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, y el secretario de Estado de la Unión Europea, Fernando Eguidazu. En un principio, estaba previsto que también acompañara a Don Felipe su consejero diplomático, Alfonso Sanz Portolés, pero finalmente tuvo que suspender su viaje a Portugal para poder acompañar hoy a Don Juan Carlos en su desplazamiento de ida y vuelta a Cuba.

Con esta cena de gala concluyó anoche la primera jornada de los Reyes en Portugal, donde los medios de comunicación dedicaron grandes espacios a informar de una visita que ha suscitado el interés de los ciudadanos.
Publicar un comentario en la entrada