miércoles, 23 de noviembre de 2016

García llama a gobiernos subnacionales a invertir para garantizar dotación de agua

Hizo el llamdo en medio de la inauguración de la Quinta Sesión del Consejo Nacional Autonómico en La Paz. Recordó que pueden acogerse al decreto de declaratoria de emergencia nacional y dijo que Bolivia actualmente atraviesa una "transición climática" de larga duración, cuyos efectos aún son desconocidos.

La Razón Digital / Paulo Cuiza / La Paz
El vicepresidente Álvaro García Linera llamó este miércoles a los gobiernos subnacionales, gobernaciones y alcaldías, a acogerse al decreto de emegencia por la sequía, aprobado por el Gobierno el lunes pasado, para invertir y garantizar la dotación de agua.


"Quiero pedirle que nos incorporemos en el cumplimiento del decreto de emergencia nacional. ¿Qué establece el decreto? Que podemos modificar partidas: si por ejemplo el Municipio de Charagua (Santa Cruz) había planeado hacer un camino vecinal, necesario para la producción, y estaba destinado el 30% de los recursos con el decreto el Alcalde, tiene la opoción de girar, sacar parte de los recursos de ese camino, que es necesario, pero no urgente, para dedicarlo a lo extremadamente urgente ¿Qué es lo urgente? Agua, agua es lo urgente", afirmó.

García presidió la mañana de hoy la inauguración de la Quinta Sesión del Consejo Nacional Autonómico en Palacio de Gobierno, el cual está integrado por gobernadores, alcaldes y representantes de las autonomías indígenas y regionales.

"El Gobierno seguirá acompañando a las alcaldías para resolver estos temas, pero las alcaldías también deben dar una señal de madurez, de planificación, de saber redireccionar recursos que estaban destinados para otras tareas para dedicarlo a lo urgente, no puede volver a repetirse las carencias de agua que hemos atravesado y estamos atravesando estos meses. Esto ha sido una señal muy dura, muy drámatica, que tenemos que saber aprehender", remarcó.

Según la autoridad, Bolivia actualmente atraviesa un "caos climático" o "transición climática" de larga duración, cuyos efectos aún son desconocidos.

Ante la crisis del agua que soportan al menos seis ciudades del país, el presidente Evo Morales el lunes aprobó un decreto de declaratoria de emergencia nacional, llamó a los bolivianos a mejorar sus prácticas de ahorro del agua y admitió que el problema no podrá ser resuelto a la brevedad. "Hay que estar preparados para lo peor", subrayó.
Publicar un comentario en la entrada