sábado, 26 de noviembre de 2016

El equipo de Clinton participará en el recuento de votos en Wisconsin

Los abogados de la demócrata afirman que no han visto ninguna evidencia de pirateo

Joan Faus
Washington , El País
Sin querer hablar directamente de la posibilidad de irregularidades, el equipo de la demócrata Hillary Clinton anunció este sábado que participará en el recuento de votos en Estados en que el republicano Donald Trump se impuso por un estrecho margen en las elecciones presidenciales. La campaña de Clinton anunció que se suma a los esfuerzos impulsados por la candidata del Partido Verde, Jill Stein, en Wisconsin, y que podría hacerlo también en Pensilvania y Michigan.


En esos tres Estados, Trump se impuso por una diferencia de unos 100.000 votos, lo que le permitió sumar los votos electorales necesarios para ganar los comicios del 8 de noviembre. El republicano movilizó allí sobre todo a votantes de clase trabajadora gracias a su retórica contra el libre comercio.

"Esto es un timo del Partido Verde para una elección que ya ha sido dada por vencida, y los resultados de la elección deberían ser respetados en vez de desafiados y abusados", señaló Trump este sábado en un comunicado en que no hace mención a los demócratas.

En un artículo en la publicación Medium, el abogado de Clinton, Marc Erik Elias, anunció que la campaña de la candidata demócrata “no ha descubierto ninguna evidencia de pirateo o intentos exteriores de alterar la tecnología de voto”. Pero explicó que, dado el estrecho margen de victoria de Trump y las acusaciones de injerencias rusas contra la demócrata durante la campaña, el equipo de Clinton ha “tomado silenciosamente varios pasos en las últimas dos semanas para dirimir si hay o no posibilidades de interferencia exterior en el voto”.

Las dudas sobre hipotéticas irregularidades en el recuento de voto se han disparado esta semana después de que un grupo de expertos considerara que, pese a que la posibilidad es remota, no es descartable que los resultados hayan sido “manipulados o hackeados” en esos tres Estados clave. La campaña de Stein logró el miércoles los fondos necesarios para costear esa revisión. Si se hallaran irregularidades, el equipo de Clinton podría tratar de denunciar el resultado.

Trump suma 290 votos electorales, 20 más de los que necesitaba para la presidencia. De esos, 30 los obtuvo gracias a su victoria en Pensilvania (20 votos electorales) y Wisconsin (10). En Michigan, que otorga 16 votos electorales, todavía no se ha confirmado oficialmente su victoria, aunque los recuentos apuntan a que ganaría pero por apenas 10.000 votos. Pese a que Clinton sigue aumentando la distancia en votos populares —ya supera a Trump en más de dos millones—, consiguió 232 votos electorales, lejos de los 270 que dan la presidencia.
Publicar un comentario en la entrada