sábado, 26 de noviembre de 2016

Del Potro no se complica contra Karlovic e iguala la final a uno ante Croacia

El argentino supera al gran sacador croata por 6-4, 7-6, 3-6 y 7-5

Pablo Vande Rusten
Zagreb, El País
Juan Martín Del Potro había avisado este jueves en rueda de prensa que debía estar a un gran nivel para tener algún tipo de oportunidad contra Ivo Karlovic. Las cosas en el Arena Zagreb, en Croacia, sucedieron acorde a lo esperado. El tenista argentino, número 38 del ranking ATP, mostró una muy buena versión y no solo tuvo oportunidades sino que se llevó el partido ante el croata con solvencia (6-4, 6-7, 6-3 y 7-5) en el segundo punto de la final de la Copa Davis e igualó la serie a uno. El argentino no ofreció ni una sola oportunidad de break.


Tras la emoción del primer partido entre Marin Cilic y Federico Delbonis, donde Croacia consiguió el 1-0, este fue un encuentro mucho menos vibrante. Del Potro logró lo más difícil en el arranque, un break en el primer juego del partido ante el gran saque de Karlovic, que en desventaja no tuvo oportunidades para romper el servicio del argentino. Así, el tenista que recibió el premio al mejor regreso del año según la ATP, se llevó el primer set por 6-4 en poco más de 30 minutos.

Los partidos ante Karlovic, ya lo había anticipado Del Potro, suelen ser muy cortados. El croata aprovecha su servicio pero carece de otros recursos, especialmente desde el fondo de la cancha. Además, ganó muy pocos puntos con su segundo saque (solo un 63%) y cometió 12 dobles faltas. En el segundo set, sin embargo, Karlovic, de 37 años y 20 del mundo, aumentó la efectividad de sus primeros servicios y no le dio oportunidades al argentino. Ambos se equivocaron pocas veces, y forzaron el tie break en una manga sin roturas, con puntos cortos y con pocas equivocaciones de ambos lados. Del Potro tuvo dos puntos de set para llevarse el segundo parcial, pero el croata jugó sus mejores puntos desde el fondo, cuando más complicado estaba, y remontó para igualar el partido. Un golpe para Del Potro. Algo que podía suceder en el guion de un partido frente a un sacador del calibre del croata, que intentó hacer su tenis sin salirse de lo planeado y demostró que maneja con solvencia las situaciones límite de los tie breaks.

Del Potro pudo romperle el servicio en el primer juego del partido pero después tuvo muy pocas oportunidades. Todo el encuentro fue muy plano, casi idéntico y repetitivo. Las aficiones de ambos equipos estaban apagadas, y Del Potro mostró síntomas de frustración cuando Karlovic encadenó una seguidilla eterna de primeros servicios inalcanzables. Sin embargo, aprovechó la única que tuvo en el tercer set, rompió y ganó su servicio para llevarse la manga por 6-4.

En el cuarto parcial tampoco cambió el guion. Saques y aces de Karlovic contra la perspicacia y los passings de Del Potro. Karlovic no tuvo ninguna oportunidad para romper el servicio de Del Potro en todo el partido. El argentino lo consiguió en el 5-5 tras aprovechar una bola de break después de una de las tantas dobles faltas de su rival. Rompió y cerró el partido con su saque.
Publicar un comentario en la entrada