lunes, 28 de noviembre de 2016

Corea del Norte declaró tres días de luto por la muerte de Fidel Castro

Corea del Norte, EFE
Corea del Norte declaró hoy tres días de luto oficial por la muerte del expresidente cubano Fidel Castro, líder que mantuvo una relación estrecha con el régimen de los Kim y al que se considera un “amigo cercano” del pueblo norcoreano.
El Partido de los Trabajadores, la Asamblea Popular Suprema (Parlamento) y el Gobierno declararon los tres días de duelo entre hoy y el miércoles, informó el diario estatal Rodong.
Además, “se alzará la bandera a media asta en los edificios institucionales y lugares designados” por la muerte el viernes a los 90 años de edad, del “líder supremo de la Revolución Cubana y amigo cercano de nuestro pueblo”, según el diario del partido único norcoreano.



“Fidel Castro fue la primera persona en el hemisferio occidental en establecer el sistema socialista y fue un destacado líder de los cubanos que dedicó toda su vida a la prosperidad de la nación y a la felicidad del pueblo”, expresó el régimen de Pyongyang a través del rotativo.

Añadió que su fallecimiento “es una gran pérdida para los dos países que luchan por la hazaña revolucionaria”.

El régimen norcoreano envió hoy a La Habana una delegación de altos funcionarios encabezada por Choe Ryong-hae, miembro del politburó del Partido de los Trabajadores y considerado número tres del régimen, para asistir al funeral del líder cubano, según informó la agencia KCNA en un breve comunicado.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, ya expresó el domingo sus condolencias por la muerte de Fidel Castro en un mensaje remitido al actual presidente de Cuba, su hermano Raúl Castro.

En el texto Kim Jong-un, tercer líder del régimen comunista hereditario del país asiático, se congratuló de que Cuba quede, “por voluntad de Fidel Castro Ruz, bajo el sensato liderazgo del camarada Raúl Castro Ruz”.

También destacó la dedicación del histórico líder cubano a “fortalecer y desarrollar las relaciones amistosas” entre los dos países “durante más de medio siglo”.

Ambos países han mantenido estrechas relaciones en las últimas décadas a pesar del distanciamiento ideológico entre Pyongyang y La Habana tras la desestalinización de la URSS que emprendió Nikita Jruschov en los años 50, visión no compartida por Corea del Norte que siguió apostando por la línea dura.

Fidel Castro visitó una vez Corea del Norte, en 1986, en lo que supuso la primera y única ocasión en que se reunió con el fundador del país, Kim Il-sung, y su hijo y sucesor, Kim Jong-il, abuelo y padre respectivamente del actual líder norcoreano.
Publicar un comentario en la entrada