miércoles, 23 de noviembre de 2016

Copa Sudamericana: San Lorenzo empató ante Chapecoense y quedó eliminado

Fue 0-0 ante Chapecoense, que pasó a la final gracias al gol convertido en Buenos Aires. En apenas seis días, el Ciclón se quedó sin dos de sus objetivos.

Clarín
En una semana, el castillo en el que vivía San Lorenzo se derrumbó. Cayó por la Copa Argentina ante Gimnasia y ahora quedó eliminado de la Sudamericana, su gran objetivo en este cierre de año. Empató 0-0 ante Chapecoense, que aprovechó el gol que había hecho en Argentina, y se ganó el pasaje rumbo a la final. Para el equipo de Diego Aguirre, que en el segundo tiempo contó con un par de chances muy claras para inclinar la balanza y en la última bola estuvo a punto de conseguirlo, ahora solo queda el largo consuelo del campeonato local.


El 1-1 del partido de ida había dejado a San Lorenzo con la misión de salir a hacer un gol en Brasil. Pero Diego Aguirre prefirió ser cauto en su formación inicial, optó por Corujo para reemplazar a Belluschi, su figura y emblema, que se perdió la serie por haber sido expulsado.

Con la idea de mantener las líneas bien juntas y tener el resultado siempre a tiro, el Ciclón no sufrió demasiado en el primer tiempo pero tampoco lució cómodo. La pelota fue del equipo local y las chances más claras también.

A los 25 minutos, llegó el centro al costado izquierdo del área de San Lorenzo, la peinó Josimar y Willian Thiego la empujó al gol, pero el asistente lo anuló bien por posición adelantada.

El equipo argentino apenas había llegado con un remate exigido de Emmanuel Mas que controló el arquero. El Ciclón necesitaba fuego ofensivo.

Y es por eso que no sorprendió el ingreso de Nicolás Blandi en el arranque del segundo tiempo, por Corujo.

Enseguida se notó la diferencia. El propio Blandi sorprendió con un derechazo desde 35 metros que Danilo -muy adelantado- logró descolgar del ángulo. A San Lorenzo no le quedó otra que soltar la rienda. Y se armó un partido más entretenido.

Con los nervios lógicos de la instancia que estaba en juego. Con Chapecoense sin saber si refugiarse a cuidar el gol que había marcado como visitante o tratar de hacer valer su localía y buscar el triunfo.

Otra vez estuvo cerca San Lorenzo con un buen cabezazo de Mas que dio en el poste derecho. Pero la pelota no quería entrar. Y el tiempo irrumpía como un rival más para el Ciclón.

En la última pelota el equipo argentino pudo haberse quedado con el gran premio. Tras una serie de rebotes en el área local, la pelota le quedó a Angeleri, que alcanzó a definir desde el área chica pero el arquero Danilo, con unos reflejos increíbles, alcanzó a sacarla con el pie.

Fue el tiro del final. Y tampoco salió. San Lorenzo se fue con las manos vacías. Lamentó el empate en Buenos Aires. Lamentó la ausencia de Belluschi, su líder futbolístico. Y se quedó con el gusto amargo de esa última jugada en la que le quedó atragantado el grito de gol. Y el pasaje a la final.
Publicar un comentario en la entrada