miércoles, 29 de enero de 2014

Salida de la cerveza Cordillera no hará caer recaudación tributaria en Bolivia

La Paz, Página Siete
El Gobierno aseguró que no habrá ningún impacto negativo en la recaudación de impuestos, tras la salida de la marca de cerveza Cordillera del mercado nacional.


"No se va a perder impuestos por la salida de la empresa Cordillera, porque la gente toma cerveza de todas maneras, sea Cordillera , Paceña o Auténtica”, declaró la ministra de Desarrollo Productivo, Ana Teresa Morales.
La salida de la compañía se produce a poco menos de tres años de incursionar y competir en el mercado cervecero local.

"Backus ha tomado la decisión empresarial de finalizar su exportación de cerveza Cordillera a Bolivia, debido a las proyecciones de crecimiento del mercado peruano”, confirmó la compañía de forma escueta en el comunicado de la empresa SABMiller, que precisa que ésta se ejecutó desde la anterior semana.

Las cervezas con el sello Cordillera empezaron a conquistar a los consumidores bolivianos en agosto de 2011. La primera partida fue de 70.000 cajas de 12 botellas de 65 centímetros cúbicos. Serranías Nevadas fue la distribuidora.

La cervecería peruana Backus produce 1,5 millones de hectolitros anuales en diferentes productos. En su portafolio de inversiones se barajaba la posibilidad de instalar una cervecería en el país, pero no se concretó.
La cerveza Cordillera, que es fabricada por SABMiller PLC, realizará la liquidación a sus trabajadores y cerrará sus operaciones en el país en los próximos días, de acuerdo con la información difundida por Cadena A el pasado viernes.
La compañía es la segunda cervecera más grande del mundo y llegó al mercado boliviano mediante Cordillera en 2011.

La ministra Morales informó que las recaudaciones obtenidas por el impuesto de 10 centavos por litro de cerveza vendido en 2013 llegaron a 40 millones de bolivianos.

El tributo fue destinado al Fondo Pro Leche.
Publicar un comentario en la entrada