miércoles, 26 de junio de 2013

Científico: será imposible hacer ADN a los cuerpos calcinados en Huancollo


La Paz, Erbol
El vicedecano de la Facultad de Medicina y miembro del Instituto de Genética, Gonzalo Taboada, afirmó a Erbol que será imposible realizar los exámenes de ADN a los restos de las personas que fallecieron en el accidente en San Juan de Huacollo el pasado viernes si es que éstos están complemente calcinados.


El científico explicó que de haberse quemado el material genético, es decir tejidos y médula ósea, en la explosión del carro cisterna, que llevaba alcohol metílico, es totalmente inviable hacer los estudios genéticos para identificar a quiénes pertenecen los restos humanos recogidos por efectivos policiales en el lugar del suceso.

“El ADN es material biológico, si se ha quemado, se ha transformado en ceniza, (entonces) es imposible hacer (el examen), a no ser que encuentren algún hueso que se haya preservado más o menos; aún así, como se tiene que abrir el hueso, adentro, en la médula ósea, debería encontrarse material para hacer ADN, pero si ese hueso hubiera sufrido de mucha temperatura puede también haberse calcinado la médula ósea dentro del hueso y no hay posibilidad de hacer ADN en un cuerpo calcinado”, remarcó Taboada.

Continúa recolección de restos

El director del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (IITCUP), coronel Iván Rojas, informó que personal de esa entidad continuó recolectando restos calcinados en el lugar donde se produjo el lamentable incidente que cegó la vida de 11 personas y dejó 14 heridos.

Indicó que estos restos y los otros anteriormente recogidos, fueron depositados en la morgue del Hospital de Clínicas de la ciudad de La Paz, donde se viene desarrollando el peritaje de identificación con las muestra sanguíneas tomadas a los familiares de las víctimas.

El jefe policial anunció que los resultados de las pruebas, entre ellas la genética forense, es decir, el examen de ADN a los restos de los fallecidos, se conocerán en 15 días.

No hubo ayuda para salvar vidas

El chofer del camión cisterna que provocó el accidente de tránsito en la comunidad San Juan de Huancollo, Juan Gabriel Martínez Fernández, dijo que después de la colisión contra varios vehículos que se encontraban parados en la vía, intentó rescatar a pasajeros de un minibús, que era el más afectado, pero sólo hubo un joven que lo ayudó pese a haber mucha gente en el lugar.

“Cuando choqué con los otros vehículos perdí el sentido por unos minutos y luego, cuando me di cuenta de lo que había pasado, salí por la ventana del lado del ayudante y me percaté que el alcohol se estaba derramando en la vía y un minibús se estaba bañando de alcohol con ocupantes en su interior, entonces corrí para romper el vidrio trasero (de ese motorizado) y sacar a la gente que pedía ayuda. No había nadie quien me ayude, sólo un joven se acercó para ayudarme a sacar a las señoras que gritaban, es en ese momento que sentí la explosión que me botó lejos y de ahí no recuerdo más”, relató.

Desesperación de familiares

Uno de los familiares de los fallecidos, que prefirió guardar en reserva su identidad, dijo que existe mucha desesperación en la mayoría de las familias y quieren llevarse cualquier resto que tenga forma humana.

“Hay mucha desesperación y quieren llevarse cualquier resto, lo que tenga más aspecto humano quieren llevárselo. De las 11 familias que estábamos el lunes ahora sólo quedamos tres a cuatro, esto parece ya una competencia de quien se lleva primero los restos”, declaró.

Publicar un comentario en la entrada